Este debe ser el Año de la Ética Judicial, destacó en acto cívico el magistrado presidente Ismael González Parra

Tepic, Nayarit. 13-enero-2020. 
*Convocó a la unidad en el Poder Judicial y a que la institución no brinde espacio a la corrupción ni a los privilegios

Este 2020 debe ser el Año de la Ética Judicial, en que con base en un sólido marco jurídico la institución sea un centro equilibrador de la estabilidad democrática de Nayarit, nunca más un espacio de corrupción, privilegios y desprestigio que se escude en la independencia judicial.

De esta manera lo manifestó el Presidente del Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura, magistrado Ismael González Parra, en el primero de los eventos de Programa Cívico del Poder Judicial de Nayarit en el presente año.

Ante decenas de servidoras y servidores judiciales, así como de un representante de la Comandancia de la Décima Tercera Zona Militar, González Parra llamó a la unidad institucional y específicamente convocó a todos los Magistrados, Jueces, consejeros y directivos “a seguir siendo un factor de unidad, armonía, responsabilidad y sobre todo de liderazgo en sus espacios de responsabilidad”.

“De la mano —puntualizó— apostemos por un Poder Judicial fuerte, legitimado y que rinda cuentas”, una institución “que asuma el rol como agente de transformación, mediante la coordinación y diálogo entre poderes públicos para que nuestras iniciativas sean respaldadas”.

Al inicio de su intervención al exterior del Tribunal Superior de Justicia, el Magistrado Presidente hizo un breve balance de logros de la institución en 2019, durante el cual destacó la nueva conformación del Pleno del Tribunal y “muchos otros cambios, producto de reformas a la Constitución Política del estado y a las leyes, que han incorporado un régimen interior del Poder Judicial cada vez más completo”.

En este punto se refirió a cambios para respetar la carrera judicial, así como en el sistema de evaluación, la autonomía presupuestal, el nuevo Consejo de la Judicatura y la consolidación del sistema penal acusatorio oral, además de contar con una estructura de juzgados en toda la entidad.
Agregó que “ya dimos inicio, exitosamente, al concurso para la designación de juzgadores. En adelante no habrá ningún Juez o Jueza, ninguno —enfatizó— cuyo nombramiento sea por dedazo”.

Por último, González Parra externó su deseo de que el personal del Tribunal Superior, los Juzgados de Primera Instancia y los órganos internos del Consejo de la Judicatura cumplan sus retos institucionales y personales en el año que comienza.

Derechos Reservados ® 2018 • Poder Judicial del Estado de Nayarit