14 de Julio, 2017

Prudencia al reinstaurar prisión preventiva

*Magistrado presidente sugiere prudencia a partidarios de reinstaurar la prisión preventiva como regla del proceso penal

*Fracasó en el sistema anterior y sirvió más para sancionar la pobreza, dijo

Tepic, Nay., 13 de julio de 2017.

En la penúltima jornada de la Semana del Abogado 2017, organizada por el Poder Judicial de Nayarit, se efectuó el Segundo Conversatorio Interinstitucional de Operadores del Sistema Penal Acusatorio con el tema “Aspectos problemáticos de aplicación-interpretación del sistema” y fue presentada la segunda edición del libro de ensayos jurídicos “Soy constitucional”, coordinada por los magistrados José Miguel Madero Estrada y Pedro Antonio Enríquez Soto.

El mencionado conversatorio tuvo lugar en el Centro Regional de Justicia Penal de Tepic y además de servidores públicos que operan el sistema acusatorio y oral, participaron abogadas y abogados en el ejercicio libre de su profesión, algunos de los cuales han intervenido en audiencias públicas en calidad de defensores o asesores jurídicos privados.

Más de un centenar de asistentes al conversatorio se dividieron en nueve mesas de trabajo donde se abordó igual número de aspectos en los cuales se considera necesario una mayor atención para consolidar el sistema que desde el 15 de junio de 2016 tiene plena vigencia en nuestro estado a fin de impartir justicia en los casos de infracción a la ley penal.

El presidente del Poder Judicial de Nayarit, magistrado Pedro Antonio Enríquez Soto, inauguró el conversatorio en presencia del director encargado de la Fiscalía General del Estado, José Manuel Delgadillo Cruz, así como de los presidentes de las salas Penal y de Jurisdicción Mixta del Tribunal Superior de Justicia, magistrados Thoth Aldrin Lomelí Aguilar y Rafael Pérez Cárdenas, respectivamente, entre otros invitados.

Enríquez Soto exhortó a los operadores jurídicos a fortalecer el sistema acusatorio de cuyas bondades hablaban muchos de los que ahora cuestionan su funcionamiento, en relación —precisó— con aspectos como la prisión preventiva, la cual se eliminó como único medio para garantizar la eficacia de un proceso y con la que coexisten otras formas de impartir justicia penal.

“Pareciera —añadió— que a la política ya no agradó que la prisión preventiva sea la excepción a la regla y hoy se está planteando una especie de contrarreforma, se está discutiendo la posibilidad de volver a la prisión preventiva oficiosa como una regla del proceso penal”. Al respecto dijo que debe tenerse prudencia “porque nos queda claro que la prisión preventiva como regla del proceso fue un fracaso en el sistema anterior”.

Reiteró que “eso hay que reconocerlo, porque la prisión preventiva sirvió más como un medio para sancionar la pobreza, puesto que quien no tenía para pagar una fianza en el sistema anterior debía quedarse en prisión mientras continuaba el proceso y se realizaba un trámite larguísimo en detrimento de una persona que por ese solo hecho ya estaba siendo sancionada sin tener aún sentencia”.

Sin embargo, el magistrado presidente destacó que el verdadero debate se relaciona con confiar en los jueces del sistema, quienes con el prudente arbitrio, con el conocimiento de cada caso concreto, podrán determinar si es necesario que una persona deba enfrentar un proceso en prisión o no.

Agregó que se requieren además ministerios públicos que aporten los elementos necesarios para que el juez pueda obsequiar una prisión preventiva y defensores o asesores públicos y privados que asistan a la víctima y los ofendidos en una petición de ese tipo, pero también es necesaria una adecuada defensa del imputado.

Puntualizó que en el caso de Nayarit, conforme al presente sistema de justicia penal y en audiencias públicas los jueces han ordenado prisión preventiva en el 36% de los casos, cuando en el sistema anterior la cifra superaba el 60%.

En otra parte de su intervención hizo notar que en solo dos de cada diez audiencias públicas del actual sistema intervienen defensores privados y se requiere mayor participación de ellos en beneficio de ofendidos, víctimas o imputados.

El magistrado presidente reiteró en coincidencia con una previa intervención en el acto inaugural de la estudiante de derecho Ilse Noemí Ruiz Villaseñor que “necesitamos cuidar el sistema acusatorio; nadie desea volver a un sistema que la reiteración de los hechos nos dijo que fracasó”.

En el sistema actual —reconoció— “hay muchos retos, lo iniciamos no sólo con problemas económicos sino de visión y estructura”, pero se están ofreciendo mejores resultados “y los operadores debemos abrazarlo como un sistema en el que creemos y ponemos todo nuestro entusiasmo”.

El referido conversatorio se efectuó por la mañana y parte de la tarde. En tanto, al mediodía y en la sala de sesiones “Prisciliano Sánchez Padilla” del Tribunal Superior de Justicia fue presentada la segunda edición de la obra jurídica colectiva intitulada “Soy constitucional”. Como comentaristas del texto intervinieron el magistrado Raúl Gutiérrez Agüero, la doctora María Guadalupe Nava Márquez y el maestro Francisco Javier Baltierra Bramasco; como moderador fungió el también servidor judicial Daniel Alberto Olmedo Lomelí.

Este viernes concluirá la Semana del Abogado 2017 con dos actividades; la primera de ellas, programada a las diez de la mañana en la sala de plenos “Prisciliano Sánchez Padilla”, será el taller “Justicia para adolescentes”, con la coordinación del magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Yucatán, Santiago Altamirano, así como de jueces de primera instancia de Baja California y Nayarit. Dos horas después, en la Universidad Vizcaya de las Américas se efectuará un panel sobre la reforma laboral mexicana.

Derechos Reservados ® 2017 • Poder Judicial del Estado de Nayarit